Aviso importante


Por causas ajenas a nuestra voluntad, el Centro Espiritual y de Sanación El Nazareno deja de prestar por el momento los servicios de sanación presencial, manteniendo el servicio de sanación a distancia.

Sentimos mucho las molestias que esto pueda causar a nuestros seguidores, simpatizantes y amigos. Esperamos volver pronto a la normalidad.

Para solicitar sanación a distancia y/o cualquier información puede utilizar el formulario de contacto que se encuentra más abajo.

Comunicado Oficial


Comunicado del Presidente del Centro Espiritual y de Sanación El Nazareno ante las falsedades publicadas en diversos medios de comunicación

Debido a las graves informaciones difundidas que atentan directamente contra mi persona y la organización que orgullosamente represento, a continuación se reproduce el texto íntegro enviado a los medios de comunicación siguientes (por orden alfábetico):

Antena 3 TV
a través del programa Espejo Público
Facebook:
@espejopublico @antena3 @antena3noticias
Twitter:
@EspejoPublico @antena3com @A3Noticias

Cadena SER
Málaga
Facebook:
@SERMalaga @cadenaser
Twitter:
@SER_Malaga @La_SER

Canal Sur TV
a través del programa Andalucía Directo
Facebook:
@AndaluciaDirecto @canalsurandalucia
Twitter:
@adirecto @canalsur

eldiario.es
sección Andalucía
Facebook:
@eldiarioes
Twitter:
@eldiarioes

Muy Sres. míos:

He conocido recientemente la noticia publicada el pasado 11 y 12 de julio, relativa al cierre del Local donde desarrolla sus actividades la Asociación CENTRO ESPIRITUAL Y DE SANACIÓN EL NAZARENO, en cuya Junta Directiva ocupo el cargo de Presidente. En la misma se sugiere que dicho cierre obedece a mi intención de disolver la Asociación y apropiarme de los donativos, de las rentas del local y del propio inmueble.

Se trata de una información falsa que suscita gravísimas sospechas sobre mi persona. Por ello, ejercitando el derecho de réplica y con la finalidad de que la opinión pública pueda tener una información veraz, les requiero a fin de que, con la mayor brevedad posible, den publicidad al presente escrito:

1º) Ni la Junta Directiva de la Asociación ha acordado su disolución ni tiene previsto hacerlo.

El art. 2 de los Estatutos, que regula los fines de la Asociación, incluye entre los mismos la realización de las siguientes actividades: servicios de sanación; celebración de conferencias, reuniones, coloquios y actividades recreativas; promoción de actividades educativas; y la elaboración de un boletín informativo.

Desde su constitución la actividad de la Asociación se ha centrado en la prestación de servicios de sanación, que han sido desarrollados exclusivamente por dos personas: El Sr Stephen Turoff y el dicente, quienes han contado con la ayuda de colaboradores. Hace algunos años el Sr Stephen Turoff decidió cesar su colaboración, y desde entonces era yo la única persona que venía realizando las actividades de sanación. Por motivos de salud y después de más de cuarenta años dedicado a la sanación y el hecho de que he cumplido setenta, me obliga a reducir drásticamente mi trabajo sanativo en el centro, hasta tal punto que me forzará a dejarlo en un futuro.

Esta incidencia ha obligado a los miembros de la Junta Directiva a replantearse la futura actividad de la Asociación, que tendrá que reducir los servicios de sanación y desarrollar las otras actividades previstas en los estatutos.

2º) Es totalmente falso y gravemente injurioso que yo pretenda apropiarme de las donaciones de la Asociación.

Las actividades de sanación siempre fueron gratuitas, y jamás se pidió a nadie ningún precio ni contraprestación por las mismas. No obstante algunas personas entregaban voluntariamente un donativo en señal de agradecimiento por la atención recibida. La cesación temporal de dichas actividades ha ocasionado la pérdida de dichos donativos, resultando por ello imposible su apropiación.

3º) Aún más disparatada es la sospecha de que tengo la intención de adjudicarme la propiedad del Local, que habría sido donado a la Asociación por el Sr. Stephen Turoff.

Es incierto que el Sr Turoff haya donado el inmueble. El mismo fue comprado por la Asociación y su precio se pagó íntegramente con los donativos entregados a la misma por numerosas personas que se han beneficiado de las actividades de sanación desde su constitución en 1991.

Además es totalmente imposible que ni yo, ni ninguna otra persona, pueda apropiarse del Local en virtud de la norma VI de los Estatutos, acordada por los socios al constituir la Asociación, y a tenor de la cual tras su disolución los socios estarán obligados a “entregar todo el patrimonio a entidades benéficas pertenecientes a la Comunidad autónoma de Andalucía”.

4º) Ante la grave y falsa sospecha, suscitada por su información, de que me estoy apropiado de las rentas correspondientes al alquiler de una parte del Local, me veo obligado a aclarar lo siguiente:

En el año 2013 la Junta Directiva de la Asociación aprobó la celebración de dicho contrato en atención a que la Entidad arrendataria era una asociación sin ánimo de lucro que desarrollaba una actividad humanitaria en el ámbito de la educación (ESPACIO EDUCATIVO RURAL CASA VERDE). Influyó también en dicho acuerdo la creciente dificultad para satisfacer los elevados costes de la Asociación, que sólo se cubrían con los donativos.

Precisamente por ser la arrendataria una asociación sin ánimo de lucro la Junta Directiva acordó fijar como renta la cantidad estrictamente necesaria para cubrir las necesidades de la Asociación: 776€. Se trata de una cantidad notoriamente inferior a la renta de mercado correspondiente a las características del inmueble arrendado (25.000 metros cuadrados de superficie y una edificación de 969 metros cuadrados, que consta de 2 plantas y un torreón).

Me interesa recalcar que todas las rentas se han ingresado, sin ninguna excepción, en una Cuenta Corriente cuya titularidad pertenece exclusivamente a la Asociación; y asimismo que siempre se han destinado íntegramente a abonar el IBI, los gastos de mantenimiento del Local y los restantes gastos de la Asociación.

5º) Es incierto que se haya celebrado un nuevo contrato de arrendamiento sobre otra parte del inmueble no incluido en el anterior, aunque si se mantienen conversaciones con ese objeto. Dichas conversaciones han obedecido exclusivamente a los graves problemas económicos que sufre de la Asociación a raíz del cese de las actividades sanativas y la consecuente desaparición de las donaciones. Ello ha impedido cubrir sus gastos y ha motivado que actualmente se encuentre endeudada.

La Junta Directiva ha asumido el firme compromiso de que el nuevo contrato sólo se firmará si no afecta a las actividades futuras de la Asociación, que se reservaría una parte del Local para llevarlas a cabo. Y, asimismo, el de que no se fije la renta de mercado sino sólo la estrictamente necesaria para pagar las deudas de la Asociación y cubrir sus gastos.

6º) El contenido de la grabación revela que su información se basa exclusivamente en la versión ofrecida por una Señora que mantiene un enfrentamiento con la Junta Directiva de la Asociación, y que interpuso una denuncia, actualmente archivada, en la que acusaba de haberle impedido acceder al Local para llevarse sus objetos personales. Considero que esa fuente de información, no contrastada, ha provocado las graves falsedades de que adolece la noticia.

Dicha Señora había ayudado al Dicente en sus actividades de sanación y había percibido una retribución económica de la Asociación por dicha colaboración. Hace algunos meses pidió permiso a la Asociación para residir temporalmente en la vivienda por motivos personales. Compasivamente, se le concedió dicho permiso y empezó a ocupar algunas dependencias del Local sin pagar ninguna contraprestación, en virtud de la mera tolerancia. Esa era la situación cuando se produjo el cese temporal de las actividades de sanación.

Poco después tuvimos conocimiento de que la Señora se aprovechaba de la confianza depositada en ella para llevar a cabo en los locales de la Asociación, sin conocimiento de la Junta Directiva, actividades de sanación y reuniones con otras personas. Se trataba de un comportamiento muy grave que me obligó requerirla a fin de que abandonara el Local.

Estoy convencido de que el rencor generado por dicho conflicto ha motivado tanto la presentación de la denuncia archivada como la información objeto de la presente réplica. Y ello porque todas las personas que aparecen en la grabación son precisamente los integrantes del grupo que realizaba las mencionadas reuniones clandestinas. De hecho ninguna de ellas ha mantenido ningún tipo de relación con la Asociación.

7º) Las falsas sospechas sobre mi persona vertidas en su información constituyen una gravísima vulneración del derecho al honor proclamado en el art. 18.1 de la Constitución. Es por ello indispensable, a fin de reparar el daño causado a mi imagen, que accedan a publicar íntegramente la presente réplica con la mayor brevedad posible. En caso contrario ejercitaré contra Ustedes las acciones judiciales reguladas en la Ley Orgánica 2/1982 a fin de que se dicte una Sentencia que declare la falsedad de la noticia, les obligue a publicarla, y se les exijan las restantes responsabilidades reguladas en la Ley, incluyendo la indemnización de daños y perjuicios.

Atentamente,

Esteban Molina Hernández

Contacto